¿Dónde está Snapchat?

0
200

Este último año siendo toda una odisea para la red social del fantasma, y es que la aplicación ha sido víctima de varios plagios, copias que han desembocado en el abandono de forma progresiva de muchos de sus usuarios.

En algunas ocasiones no existen culpables concretos de la decadencia de este tipo de aplicaciones, es más, normalmente suele ser un cúmulo de infortunios que terminan reduciendo la popularidad de dicha red social. Pero esta vez es diferente, con Snapchat existe un culpable, el responsable de todos los males que sufre la aplicación, y sí amigos, se llama Facebook.

Facebook está exterminando a Snapchat

Es posible que la afirmación suene un tanto brusca, pero es así, todo lo que le ha ocurrido a Snapchat en los últimos meses ha sido culpa de Facebook. La red social de Mark Zuckerberg se ha comido al fantasma, parece que estemos hablando del mítico Pac-man, pero no.

Tampoco queremos ponernos duros con Facebook, al fin y al cabo esto es la ley del más fuerte, todas las redes sociales compiten entre sí para tener la máxima popularidad posible, el máximo número de usuarios activos.

Pero claro, si lo haces copiando descaradamente funciones de otra red social, pues tampoco es muy ético, por decirlo de alguna forma. Eso sí, vuelvo a repetirlo, aquí se trata de ver quién lo hace mejor, y claro, Snapchat comenzó bien, pero ha dejado que otras aplicaciones como Facebook o instagram se le suban a la barba, por lo que parte de la culpa también es de la propia compañía.

Lógicamente Facebook no atacó a Snapchat sin una estrategia clara, y es que sabemos que la compañía de Mark Zuckerberg espió a la red social del fantasma mucho antes de empezar su plan. ¿Cómo lo hizo? Mediante una aplicación llamada Onavo encargada de recopilar distintas estadísticas.

Onavo es una firma israelí que Facebook adquirió hace un tiempo, una compañía que recopila estadísticas de dispositivos móviles. Sin embargo, la red social utilizó uno de sus productos estrella, una aplicación que protege todos nuestros datos mediante VPN.

En el momento se usa esta app, todo el tráfico queda registrado en los servidores de la compañía de Mark Zuckerberg, de esta forma se recopiló información sobre WhatsApp antes de comprarla, y ha hecho algo similar con Snapchat, ver toda la actividad de los usuarios dentro de la app.

Facebook observó los movimientos de los usuarios dentro de Snapchat, dándose cuenta de que las historias estaban teniendo una popularidad impresionante. ¿Qué hizo entonces? Ponerse manos a la obra y comenzar a desarrollar las mismas funciones para su aplicación, el resto ya lo conocemos todos.

Imaginamos que en la actualidad Snapchat estará de los nervios, ¿por qué digo esto? Muy sencillo, hace cuatro años Facebook quiso comprar la aplicación por una barbaridad de dinero, pero Snapchat no aceptó. Así que deben estar arrepintiéndose desde aquel día una y otra vez, mientras tanto, Mark Zuckerberg sigue ganando fama y popularidad sin haber tenido que invertir en Snapchat, toda una jugada maestra.

Deja un comentario