Motivos para abandonar una web

0
36

Al margen de temas sobre programación o tendencias en el diseño web, hay fallos en la usabilidad o errores que sacan de quicio a los usuarios, y no sólo eso, sino que provocan que acudan directamente a las webs de la competencia. Vamos a destacar 10 de estos motivos para abandonar una web:

 

  1. Pecar de intrusivo

Cuando conocemos a alguien, no nos gusta que el primer día nos machaque con mil preguntas, exactamente igual ocurre con las visitas a una website. Si cuando entramos nos preguntan por las cookies, al rato, nos piden que nos suscribamos a la newsletter y cuando ya hemos cerrado esas dos ventanas, nos pide que nos descarguemos un libro, nos falta tiempo para huir sin mirar atrás.

 

  1. Demasiado texto

Conocemos todo acerca nuestra compañía, y a la hora de redactar textos para la web, nos entusiasmamos y queremos explicar todos nuestros logros, las curiosidades, todo lo que sabemos sobre el tema, que TODO aparezca en la web. Os vamos a dar una sorpresa: no es necesario. El contenido debe estar trabajado y responder a una estrategia de marketing; pero debemos resumir y evitar textos largos. En el blog se puede volcar toda esa afición por la escritura.

 

  1. Imágenes poco consistentes

Los textos siempre van acompañados de imágenes, pero esas imágenes deben apoyar el texto, apoyar la temática de la web. Muchas veces nos encontramos fotos que se han subido sólo porque “son bonitas” pero sin tener nada que ver con el resto de la temática. Seamos consistentes.

 

  1. Links a “la nada”

“Error 404” = ¡Horror! Si accedemos a una web y en un par de clics ya nos aparece el famoso error 404, la cerraremos, y buscaremos otra, la paciencia tiene un límite. Las webs deben ser revisadas semanalmente, de forma que todos los enlaces estén comprobados, ya que representa uno de los principales motivos de abandono de una página.

 

  1. Contenidos desactualizados

Una web debe estar siempre actualizada. En muchas ocasiones, leemos: “Nuestra empresa, con 20 años de historia desde 1990”. Si estamos a 2017, la empresa ya tiene 27 años de historia. Lo mismo ocurre con las redes sociales, accedemos al facebook de una compañía y nos desea. “Feliz 2015”. Este tipo de desactualización, no es ya que saque de quicio al usuario, es que llega a dar miedo. ¿Es una empresa fantasma? ¿Qué ha pasado con esa compañía? ¿Existe? ¿Ya cerró?.

 

  1. No hay contacto

Tenemos un negocio, supuestamente, queremos que nos contacten o que encuentren nuestro establecimiento. Pues aunque parezca increíble, hay webs donde no aparece el número de teléfono, el mail de contacto o bien el formulario no funciona. ¡Increíble, pero cierto!

 

  1. Música

Las páginas web que reproducen música de forma automática cuando se acaban de cargar son el demonio. No sabemos si esa persona está en el trabajo, si le conviene o no que suene esa música, y realmente, ¿aporta algo esa música?.

 

  1. Faltas de ortografía

Seamos un poco cuidadosos con la ortografía. Una web con faltas es una web descuidada, y una web con faltas y descuidada quema las retinas, crea desconfianza y espanta a los usuarios. 

 

  1. Traducciones

Hay veces que quien redacta “busca inspiración” en webs de otros países, pero no nos fiemos tanto del traductor de Google….No cuesta nada repasar los textos una vez traducidos. No maltratemos nuestra lengua.

 

  1. Web responsive

Sí, aún existen webs que no son responsive. Si nos tenemos que volver locos buscando cómo hacer click en un botón con el móvil, girándolo, volviéndolo del revés, mientras el resto de gente nos mira como si tuviéramos algún problema, es muy posible que esa web no la volvamos a visitar.


Ten en cuenta que cuanto más fácil resulte la navegación es más probable que los usuarios nos escojan.