Musically revoluciona a los jóvenes

0
140

Hace apenas un año nadie había oído hablar de Musical.ly. Y si uno no convive con un adolescente, probablemente siga sin saber qué es. Con 90 millones de seguidores -la mayoría entre 11 y 16 años-, esta aplicación surgió en 2014, pero no fue hasta hace unos meses cuando se ha convertido en la red social predilecta de los adolescentes. En Estados Unidos hay pocos chicos y chicas que no estén al tanto, muchos de ellos con participación muy activa. En Europa, con España a la cabeza, comienza a implantarse con fuerza.

¿Por qué tanto revuelo? ¿Cuál es la clave de esta adicción? Una de los puntos de enganche es su funcionamiento, tan básico como entretenido. La red social permite crear vídeos de solo 15 segundos en los que los usuarios pueden hacer playbacks y coreografías de éxitos musicales, interpretar diálogos de series y películas, y también grabarse cantando con su propia voz. Los más populares son los playbacks musicales. Lo importante para destacar, sobre todo, es tener cierta gracia gestual y dotes interpretativas.

Ariel cuenta con una legión de 10 millones de admiradores en Musical.ly (llega casi a la misma cifra de seguidores que Alejandro Sanz en Twitter, el español que más tiene, con 14 millones). Es la típica adolescente de 15 años que ama a Justin Bieber. “Todo empezó como un juego. Probé con diferentes tipos de música y añadí movimientos de mano y de labios, como si estuviera cantando. Esta aplicación me ha ayudado a sacar mi lado más creativo”, asegura Baby Ariel, que tiene claro que quiere dedicarse a la actuación.

Ariel no es la única celebridad en su familia. Su hermano, conocido como King Jacob (11 años), también es una estrella de Musical.ly. Ha heredado la gracia de su hermana para grabar vídeos y ya alcanza los 850.000 fans. Es frecuente que ambos compartan vídeos en los que aparecen juntos. Pero no es el único pariente de Ariel que tiene presencia en la aplicación. A pesar de que se sale del perfil general de la red social, Sharon Kremen Martin, madre de Baby Ariel y King Jacob, tiene 44 años y 625.000 seguidores. Los vídeos de la adolescente haciendo playback con su madre se han hecho tan populares que la fama de Sharon no ha hecho más que crecer.

Antes de convertirse en una red social de recreo, Musical.ly se concibió como una aplicación didáctica para los estudiantes más jóvenes (su nombre iba a ser Cicada). La idea inicial de Alex Zhu, director ejecutivo de Musical.ly, era crear una aplicación que pusiera a disposición de los estudiantes vídeos de conferencias sobre los temas de los que iban a examinarse. Pero un viaje en tren rodeado de adolescentes que grababan vídeos mientras sonaba música le abrió los ojos. Inspirado por lo que acababa de presenciar ordenó a su empresa invertir los últimos 18.000 euros de presupuesto que les quedaba en su nueva idea: una aplicación para grabar vídeos de sincronización de labios.

Deja un comentario