El trabajo del fotógrafo

0
130

Sería absurdo negar que los trabajos principalmente relacionados con las artes (música, pintura o literatura, por poner un ejemplo) no se encuentran precisamente en su momento más lúcido. Por ende, el trabajo de fotógrafo también se verá afectado, siendo en la mayoría de casos muy complicado encontrar un puesto que realmente sirva como sustento económico para vivir.

Las razones de esta escasez laboral pueden ser múltiples. Por ejemplo, las cámaras DSLR o de alta calidad anteriormente únicamente se encontraban disponibles para un número reducido de fotógrafos, aquellos que se podían permitir el elevado costo de estos dispositivos. Actualmente, la fotografía se ha democratizado, siendo accesible para la mayoría de personas que antes no podían permitirse estos gadgets.

Razones como las anteriormente mencionadas han provocado que el trabajo de fotógrafo sea cada vez menos exclusivo, y como consecuencia también menos valorado.

Sin embargo, para muchos de los puestos de trabajos que vamos proponer no es suficiente con tener únicamente conocimientos de fotógrafo. Aunque tomar instantáneas o grabar vídeo pueden ser habilidades muy importantes, en determinados puestos también se deben mostrar conocimientos propios de otras ramas. Veamos algunos de ellos.

Autónomo

Quizá, la opción de ser autónomo puede ser la más opción con más salidas, o al menos de las más rentables para el profesional. Montar un negocio propio y emprender tiene ciertos riesgos, pero también puede ser la elección adecuada para hacernos con un nombre en el sector.

El problema es que requiere de cierta inversión inicial, así como labrarse una reputación que inicialmente no se suele tener ganada. Se debe luchar contra aquellos competidores que ya se encuentran adecuadamente asentados en el mercado, algo que no siempre suele ser fácil. Por ello, contar con un factor distintivo sobre el resto será una cualidad clave.

Fotógrafo contratado por una marca

Este caso suele ser algo más complicado, normalmente las grandes marcas suelen trabajar con fotógrafos autónomos de gran renombre. No obstante, sí que existen algunas firmas que, para campañas más rutinarias, o servicios cómo hacer fotos a la constante actualización de sus productos, pueden requerir las habilidades de un fotógrafo contratado en su plantilla.

Además, también debemos recordar que existen grandes establecimientos con una sección de fotografía, normalmente conformada por personas con conocimientos del sector. Eso sí, las aptitudes en muchos casos son más de vendedor que de experto en la materia.

Blogger

Son muchos los fotógrafos que ahora utilizan la red como portavoz de sus obras. Los blogs se han convertido, no solo en una herramienta que permite mostrar un gran número de instantáneas sin necesidad de tener una sala de exposición, sino también una manera sencilla de transmitir diferentes conocimientos.

Se pueden emplear diferentes técnicas para enganchar a los lectores, ofrecer tutoriales para aquellos que estén empezando en el mundo de la imagen, noticias para los que desean estar informados de las últimas novedades, o simplemente como galería artística.

Retocador

Muchos fotógrafos autónomos también requieren la figura de un retocador. Tras una sesión, la persona que realiza las instantáneas no es siempre la misma que posteriormente edita éstas. Es un profesional del Photoshop el encargado de realizar las labores más dificultosas con el programa.

Puede que la mayoría de retocadores sean también autónomos contratados de forma eventual, pero también existen casos en los que este experto de la edición trabajará concretamente para un fotógrafo, especialmente si su trabajo termina contentando a los clientes.

Periodista gráfico

A pesar de que los grandes medios cada vez tienen menos fotógrafos especializados en sus plantillas, son muchos los periodistas que actualmente aúnan en una sola figura las labores de redactor y profesional de la imagen. Los requisitos son los de un “periodista todoterreno”, capaz de documentar un acto tanto con las palabras como con fotografías o vídeos.

Asimismo, también se suelen requerir los servicios de agencias de información, las cuales normalmente contratan a fotógrafos freelance que se encuentran en las zonas de conflicto, o directamente compran las imágenes de éstos.

Profesor

Sin duda, es una de las opciones laborables más estables, pero también más difíciles de conseguir. Actualmente, al menos en España, las plazas convocadas para ser profesor son muy escasas, por lo que se debería obtener una nota de oposición bastante alta.

Sin embargo, hacerse con una plaza de profesor puede ser un gran sueño para muchos profesionales, especialmente para aquellos que desean transmitir sus conocimientos y guiar a aquellas personas que inician en el mundo de la imagen.

Escritor de libros

Asimismo, también existen algunos profesionales que, al igual que en el punto anterior, desean reflejar su conocimiento sobre el resto de personas, pero en este caso utilizando un medio algo más tradicional.

Aunque habitualmente tampoco sea algo de lo que se pueda vivir, sí que puede ser algo complementario a otro trabajo. Un ejemplo de ello son los libros de “Fotografía de Alta Calidad” de José María Mellado.

Director de fotografía

Por último, tampoco hay que olvidar las labores de los fotógrafos en lo referente al cine. Llegar al punto de ser un director de fotografía como Emmanuel Lubezki puede llegar a parecer algo utópico. Pero creo que un primer paso puede ser el de colaborar con pequeñas producciones, haciendo que nuestro trabajo reluzca y que marque distinción sobre el que ya frecuenta por la red.

 

Deja un comentario