Cómo es una estrategia de marketing online

0
225

Poner en marcha acciones de marketing online sin un plan y una estrategia previa puede llevar al fracaso al no contemplar todos los aspectos que pueden llegar a condicionar el desarrollo de éstas. Determinar un público objetivo específico (buyer persona), unos objetivos de negocio y una propuesta de valor adecuada son algunos de los aspectos a desarrollar en un plan de marketing digital.

A partir de esto, ¿necesita tu empresa un plan de marketing digital? Desde Merca 2.0 plantean estos 7 puntos para saberlo:

  • Si quieres identificar cuál es la situación actual de la marca y de la competencia.
  • Si buscas definir los objetivos en el mundo digital.
  • Si necesitas saber quiénes son tus posibles leads, dónde conseguirlos y cómo convertirlos en clientes.
  • Si deseas identificar cuáles son las estrategias digitales más efectivas para tu marca.
  • Si necesitas una hoja de ruta, un plan de acción con actividades y planificación para el logro de los objetivos.
  • Si buscas las herramientas y metodología que te ayuden a medir los resultados.
  • Si pretendes tener el control de las acciones y asegurar los resultados.

Antes de desarrollar los pasos que definen la estructura de un plan de marketing digital es necesario que domines el ámbito online de tu empresa, tu target, en qué canales debes tener presencia y quién es y qué hace tu competencia.

Estructura de un plan de marketing paso a paso

Paso 1: Análisis de la situación

Es necesario realizar, en primer lugar, un análisis tanto interno como externo (análisis DAFO) de la empresa: mercado, recursos, competencia, puntos fuertes y débiles. Necesitamos conocer el ecosistema en el que nos movemos, ser conscientes de cuáles son las necesidades de los consumidores y dónde las cubren. Una evaluación tanto cualitativa como cuantitativa: hábitos digitales, intermediarios, influencers, etc.

Poner en marcha técnicas de benchmarking es una práctica cada vez más común en las empresa con el objetivo de identificar las mejores prácticas digitales y casos de éxito y aplicarlas en el propio negocio.

Además, realizar un estudio interno también es necesario en este punto, conocer cuál es la situación de nuestra empresa en el plano digital: ¿está nuestra web orientada al cliente?, ¿usabilidad y experiencia de navegación?, ¿actualizamos periódicamente nuestro blog?, ¿cuál es el posicionamiento actual de nuestra web?, ¿y nuestra presencia en redes sociales? En esta infografía de Negocios de Guerrilla tienes un checklist con el que hacer un análisis de tu presencia digital.

Paso 2: Establecer Objetivos

Guíate en el desarrollo de esta parte de tu plan de marketing a través de los objetivos SMART: objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y temporales.

Tipos de objetivos definidos por la metodología SOSTAC:

  • Vender (objetivos de adquisición y retención de cliente).
  • Servir (objetivos de satisfacción del cliente).
  • Hablar (atracción de clientes).
  • Sorprender (factor sorpresa, valor añadido).
  • Recuperar (aumento de la eficiencia cuantificada).

Paso 3: Definir la estrategia

Una vez definidos los objetivos de negocio, ¿qué hacer para conseguirlos? Es el momento de definir las estrategias:

Segmentación del público objetivo: saber a quién te quieres dirigir, cuáles son sus gustos, necesidades o preferencias, dónde las busca cubrir, etc. Es el momento de crear tu buyer persona.

Posicionamiento: para lograr un buen posicionamiento es importante que tengas muy claro (y lo hagas llegar a tu audiencia de la misma forma) en qué consiste tu propuesta de valor, en definitiva, porque el consumidor debe elegirte a ti y no a la competencia. Es necesario saber cómo vas a comunicar tu valor diferencial y cómo hacerlo a través de los diferentes canales en los que tu audiencia esté presente (redes sociales, blog, email, etc.).

Marketing mix: es el conjunto de herramientas que utiliza la empresa para implantar la estrategias de marketing y alcanzar los objetivos establecidos. A los 4 pilares del marketing mix se les conoce como las ‘4P’ según acuñó Jerome McCarthy:

  • Producto
  • Precio
  • Plaza
  • Promoción

Y estos factores son los que debemos tener en cuenta a la hora de crear una estrategia en los diferentes canales que vamos a utilizar: publicidad display, blog, campañas de Adwords, redes sociales, publicidad específica en cada red social, etc.

Estrategia de Content: importante para crear, distribuir y gestionar contenido original para atraer a los usuarios y posicionar la marca como referente en en su ‘top of the mind’. Necesario para trazar una política de comunicación específica (marketing de contenidos) para cada canal. Algunas de las herramientas utilizadas para ejecutar esta estrategia son:
Keyword research: imprescindible en toda estrategia de contenidos. Se trata de identificar las palabras clave adecuadas para utilizarlas correctamente en nuestro contenido para mejorar de forma natural (no a través de pago) nuestro posicionamiento).

Content Calendar: clave para que tu estrategia de contenido tenga sentido. Aporta valor, te permite pensar a largo plazo y optimizar recursos, ayuda a generar ideas, etc. En un calendario de contenidos deberías incluir fecha de publicación, autor, idea del post, keyword, etiquetas a utilizar/tener en cuenta, etc. En el artículo ‘Cómo hacer un calendario editorial y, lo más importante, cumplirlo’ puedes encontrar ejemplos diversos.

Social Posting: escribir un artículo y no ‘moverlo’ por las redes sociales es un error. Pero no se trata de ‘espamear’, sino de tener una planificación con la que decidir qué vas a publicar y cuándo en cada red social con los copys ideales para cada red social y teniendo en cuenta número de caracteres, enlaces, hashtags a utilizar, etc.

Paso 4: Estrategias digitales y tácticas

Según cuales sean nuestros objetivos (atracción, conversión y fidelización) pondremos en marcha unas estrategias u otras: campañas de email marketing, redes sociales, CRM, optimización de la web, estrategias SEO – SEM, publicidad de pago, etc.

Paso 5: Medición de resultados

Cada acción debe medirse a través de diferentes KPIs para saber si hemos obtenido el ROI esperado. Medir la efectividad de las acciones y estrategias puestas en marcha nos ayudará a corregir aquello que no funciona para alcanzar las metas fijadas. En este post te mostramos los KPI más utilizados en el análisis de campañas de marketing online.

Ten en cuenta estos pasos a la hora de crear tu plan de marketing online y no dejes nada a la improvisación, el mayor enemigo si buscas posicionarte y mejorar tu presencia en el ámbito digital.

Deja un comentario