Youtube la plataforma que no deja de crecer

0
155

Por: The Wall Street Journal
Si YouTube fuera una empresa que cotiza por separado, podría valer US$100.000 millones, casi el doble de la reciente capitalización bursátil de Netflix. La acción de Alphabet, recientemente en US$760, tiene una buena oportunidad de llegar a US$1.000 durante el próximo año, para acumular una ganancia de más de 30%.

La última final del campeonato de fútbol americano, conocida como Super Bowl, acaparó en febrero 114 millones de espectadores en Estados Unidos y es el programa más visto en la historia de la televisión de ese país. En junio, un usuario de YouTube subió un video de niños jugando en una bañera repleta de bolas de colores y nombrando los colores. Ha sido visto 249 millones de veces. Para ser justos, el partido de fútbol americano se prolongó por horas, mientras el video, titulado The Ball Pit Show (algo así como El show de la piscina de pelotas), dura alrededor de dos minutos. Pero el partido terminó, mientras el video sigue rodando, y ni siquiera figura entre los 25 clips más vistos este año en YouTube.

El video más visto, 1.300 millones de veces, es del rapero Wiz Khalifa con una canción de la séptima entrega de la franquicia cinematográfica Rápidos y furiosos. El redactor de mediana edad, que no es afecto al rap o a las carreras, le dio una mirada. Si hubiera estado ante la televisión, podría haber visto un comercial basado en el contenido juvenil del video de, por ejemplo, Gatorade. En lugar de eso, recibió una oferta de descuento de Brooks Brothers. El autor había comprado recientemente trajes allí y estaba pensando en unas camisas.

Los inversionistas deben darle una nueva mirada a YouTube, por tres razones. En primer lugar, crece a un ritmo asombroso. La empresa matriz, Alphabet, que hasta agosto se llamaba Google, no desglosa el aporte de YouTube en sus resultados trimestrales, pero a principios de 2014 indicó que el tiempo de exposición a los videos había saltado 60% respecto al año anterior, y que el tiempo de visualización en dispositivos móviles se había duplicado. La televisión, mientras tanto, sólo ha mantenido constante su audiencia con los espectadores de 50 años y más, mientras que el segmento de 25 a 34 redujo en 8,6% su tiempo ante los televisores en el último trimestre respecto del mismo período del año previo, según Nielsen. En cuatro años, el tiempo de visualización de ese grupo ha caído casi 24%.

Eso es un desafío a largo plazo para la televisión porque el gasto entre los estadounidenses alcanza su máximo alrededor de los 45 años, y las empresas tratan de forjar una fidelidad de marca décadas antes de llegar a ese umbral. Además, en la mayor parte del mundo se mira mucho menos televisión que en EE.UU. Un 80% de la audiencia de YouTube proviene de fuera de EE.UU.

La segunda razón por la que los inversionistas deben sintonizarse con YouTube es que el dinero va detrás de los espectadores. Las acciones de Netflix subieron 141% este año, con lo que se convierte en el valor más atractivo del índice Standard & Poor’s 500. Esto se debe a su rápido crecimiento: se espera que los ingresos de Netflix crezcan 23% en 2015, a US$6.800 millones. Pero YouTube, que tiene casi 15 veces el número de usuarios de Netflix, podría facturar casi US$9.000 millones este año, y se expande más rápido.

Netflix aumentó recientemente en US$1 el precio en EE.UU. de su servicio de streaming al mes a US$9,99, lo que insinúa su fuerte posición competitiva. YouTube recientemente lanzó su propio servicio por suscripción, pero en el corto plazo, gran parte del crecimiento de sus ingresos provendrá de los anunciantes que simplemente buscan ponerse al día con las tendencias de videos. El ingreso promedio por espectador de YouTube podría duplicarse en cinco años. Si YouTube fuera una empresa que cotiza por separado, podría valer US$100.000 millones, casi el doble de la reciente capitalización bursátil de Netflix.

Eso conduce a la tercera razón para apostar a YouTube. La acción de Alphabet ha subido 44% este año debido a que la compañía ha hecho dos de las tres cosas que los inversionistas habían reclamado durante un largo tiempo. Devolvió efectivo a los accionistas; en octubre, anunció una recompra de acciones por US$5.000 millones. También ha contenido el crecimiento interanual de los costos a 9% el último trimestre frente a 28% un año antes. Ahora los inversionistas quieren saber más acerca de cómo la empresa invierte y el desempeño de sus negocios individuales.

YouTube y Alphabet no facilitaron el acceso a sus ejecutivos para este artículo, pero Alphabet dice que comenzará a dar reportes más detallados con sus resultados del cuarto trimestre, previstos para finales de enero. Eso podría hacer que más inversionistas piensen en la suma de las partes de la empresa, del mismo modo que este año Amazon.com ha comenzado a desagregar el crecimiento de su floreciente negocio de computación en la nube para ver como el precio de su acción más que se duplicaba. La acción de Alphabet, recientemente en US$760, tiene una buena oportunidad de llegar a US$1.000 durante el próximo año, para acumular una ganancia de más de 30%.

YouTube, que fue comprada por Google hace nueve años por US$1.650 millones, es un sitio web para compartir videos, tanto aficionados como profesionales. Un buen ejemplo de lo primero es el clip de 19 segundos Me at the Zoo, subido en 2006. En él, un joven de 25 años revela que “lo bueno de estos chicos es que, es que tienen una trompa muy, muy, muy larga. Y eso es, eso es genial”. Lo bueno de quien aporta la voz, Jawed Karim, es que fue cofundador de YouTube.

Deja un comentario